Actualidad

26/04/2017

“El darse cuenta"

“El darse cuenta"

Darse cuenta es la base de nuestro desarrollo personal, la base del crecimiento humano.

Darse cuenta es elegir, entre una mayor libertad de expresión, pensamiento y acción o quedarte en lo que dice el otro o la gran mayoría. Es la diferencia entre estar dormido o despierto, entre tomar las riendas de tu vida o dejarte llevar por la corriente.

La familia, el grupo, las relaciones interpersonales me imprimen sus deseos, la vida en sociedad termina por moldearme de acuerdo a su modelo, viviendo identificado totalmente con ella y alejado completamente de mí mismo si no soy consciente.

Tenemos tantas creencias profundas conduciendo nuestras acciones, basadas en las creencias de otros, en los miedos, supersticiones, realidades y fantasías de otros que hoy hacen que nos movamos de una forma totalmente inconsciente en patrones de conducta que ni siquiera sabemos por qué repetimos una y otra vez

Existe un conflicto continuo en tu interior, un conflicto entre lo que eres y deberías ser, entre tus necesidades y tus miedos implantados que limitan tu poder de acción y por lo tanto de cubrir y descubrir esas necesidades. Esos pensamientos en los que estás atrapado a veces niegan tus propias experiencias, dirigiéndote hacia un mundo imaginario, un mundo de negación de la realidad, ya que vives en tu cabeza, así la experiencia que pasa por tu cuerpo está bloqueada y ese bloqueo te impide sentir, ser, comprender, aprender.

DARTE CUENTA es el camino hacia la responsabilidad, desde ahí no puedes seguir el camino de víctima o continuar en la queja, es el camino de la acción, de la elección, de la madurez y el crecimiento, también de la plenitud, el conocimiento de lo que eres y el sentido de TU VIDA.